martes, 21 de febrero de 2006

PERU: Entonces ¿quién resultó ser el propietario de las normas legales?

Como es de conocimiento público, en nuestro país las normas legales son publicadas diariamente en un boletín que se vende junto con el Diario Oficial El Peruano. Este hecho no había sido objeto de polémica alguna, se aceptaba pacíficamente. Sin embargo, la controversia surgió cuando Gaceta Jurídica, empresa dedicada a servicios de información jurídica, comenzó diariamente a escanear el boletín de NORMAS LEGALES por ella adquirido para luego colgarlos en su website en formato pdf, convirtiéndolo así en un servicio brindado (gratuitamente) al público.

Enterada de las circunstancias Editora Perú S.A., empresa estatal encargada de la publicación del Diario El Peruano (y del boletín respectivo), trató de frenar esta práctica mediante el envío de cartas notariales requiriendo a Gaceta Jurídica el cese de dicha actividad, bajo amenaza de denunciar el caso ante el INDECOPI por violación de las normas de libre competencia y competencia desleal.

Sobre el tema, un especialista como Alfredo Bullard comentó a El Comercio que sobre las normas legales no existe derecho de propiedad intelectual alguno que pueda ejercerse para frenar su uso. En efecto, nuestra Ley de Derechos de Autor es clara cuando establece en su art. 9° inc. b) que los textos oficiales de caracter legislativo, administrativo o judicial no son objeto de protección por el derecho de autor. Desde luego, el tema iba más allá de la normas de derecho de autor. En palabras del mismo Bullard, El Peruano nos estaba diciendo a todos "que las normas legales, que solo debe publicitar, son de su propiedad, su monopolio y nadie más puede usarlas."

Claro que El Peruano no es el único que nos vende las normas legales, también lo hacen (bajo determinadas caracteristicas y en diferentes formatos, junto con otros servicios de valor agregado, tales como sumillas, concordancias, anotaciones, etc.) el Ministerio de Justicia a través de su Sistema Peruano de Información Jurídica (SPIJ) y la Editora Normas Legales a través de su sistema denominado Compuleg, por sólo mencionar dos ejemplos de comercialización de normas jurídicas en formato digital. Incluso el mismo diario oficial colgaba en su website la separata entera para ser accedida sin costo pero luego de 5 a 8 días de la publicación física. Además están diversas empresas que las comercializan mensualmente en tomos de papel. Sin embargo, por las características de estos servicios (actualización de la base de datos cada fin de mes, en el caso de los sistemas digitales, entrega mensual de un tomo conteniendo todas las normas del mes, en el caso de los otros proveedores) no resultaban verdadera competencia para nuestro Diario Oficial, quien era más que el único, el primero en efectuar la publicación. Es ahí donde reside el valor insustituible del boletín oficial, del cual dependía todo usuario (abogado, contador, etc.) que requería conocimiento legal actualizado y que lo obligaba hasta hace poco a pagar por la adquisición de las normas.

La idea de Gaceta Jurídica rompió con esa dependencia. Volvió más competitiva una empresa del Estado. Si bien el monopolio de Editora Peru S.A. se mantiene hoy, éste es el de la primera publicación. La empresa ha aceptado no puede impedir la posterior difusión hechas por terceros. Esta sería la razón por la cual ahora desde la web de El Peruano se puede descargar en el día el boletín oficial íntegro en formato PDF (y hasta con una mejor resolución que el escaneo que hace Gaceta Jurídica). Se han ganado mayores eficiencias en cuanto al consumo diario de las leyes. En adelante, el consumidor puede mantener en su disco duro un archivo digital al día de boletines (ya no llenar el estante) y puede incluso sólo imprimir lo que necesita para su labor diaria (en papel bond y no en papel periódico).

1 comentarios:

Wilbert Scargglioni: wscarg@gmail.com.pe dijo...

En efecto, la Ley de Propiedad Intelectual señala que la legislación no es susceptible de apropiación (ni siquiera por el Estado o sus empresas). Además el rol empresarial del Estado es subsidiario.
Sin embargo, no debemos soslayar que constituye atentado al derecho de autor emplear el arte o diagramación del Diario Oficial y montarle un logotipo. Es necesario que los peruanos aprendamos a PRODUCIR y no sólo a usar la tijera si queremos desarrollar competencias. El autor desconoce los servicios que sí vienen brindando normas al día en internet. Visiten www.normasperu.com